MI ESTANCIA EN BUDAPEST

He podido contemplar El Danubio, en varias ciudades, pero esa noche en Budapest por él, nunca la voy a olvidar. Ver esos edificios iluminados y tener la suerte que fue una noche de luna llena! Maravilloso!.

Llegamos a Pest, una ciudad moderna, con vida social, tiendas, y rascacielos; en el centro El Danubio, dividiendo con sus bellos puentes, la otra ciudad, Buda, llena de historia con ese precioso castillo, El Bastión del Pescador, El Parlamento, otro bello edificio,  además de las Iglesias.

Tiene muchos lugares que visitar, pero les aconsejo zapatos muy cómodos, pues se camina mucho, hay que subir muchas escaleras, para la juventud, no creo que sea difícil pero con unos años, hay que estar en forma.

UN POCO DE HISTORIA.

Tratare de ser breve en la historia de Budapest.

Antes había tres ciudades, Obuda (la más antigua de todas, ubicada en una isla), Buda (en las colinas) y Pest (la ciudad baja). La historia de Obuda se remonta hasta los tiempos de los romanos (que en realidad fundaron su ciudad sobre un asentamiento celta).

En 1867 se formo el imperio Austrohúngaro, comenzando una época dorada para la capital. En 1873 se unieron Obuda, Buda y Pest bajo el nombre de Budapest. En 1989, con la caída de la Unión Soviética, Hungría fue libre y nació la Republica Húngara.

A mi después de ese bello paseo por el Danubio lo que más me impresiono fue

EL BASTION DEL PESCADOR.

El autobús nos dejo en una calle, y a caminar!

Valió la pena.

Esta fortaleza blanca con torres está ubicada en la cima de la Colina del Castillo, frente al río Danubio y la parte este de Budapest.

Esta  belleza  arquitectónica construida a finales del siglo XIX por Frigyes Schulek. Sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, y el hijo de Schulek lo reconstruyo.

Toma su nombre por un grupo de pescadores responsables de defender este enclave de las murallas de la ciudad en la Edad Media.

A la salida había una plaza, llena de tiendas con manteles bordados a mano. También ropa de niñas, muy fino todo.

LA PLAZA DE LOS HEROES.

La Plaza de los Héroes es una de las plazas más importantes de Budapest. Sus estatuas conmemoran a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría.

Queda en la Avenida Andrassy, muy cerca el Museo de Bellas Artes y también un parque que dentro queda otro castillo.

Un área, que les tomara al menos medio día para disfrutarla plenamente.

MERCADO CENTRAL DE BUDAPEST.

Este mercado bajo techo es del siglo XIX, se conoce como el gran pabellón, pues en esa época tenían (bien parecido a la actualidad), muchos kioscos y vendían de todo.

Se empezó en 1894 pegado a la Universidad de Economía, y se termino en 1897.

PUENTE DE LAS CADENAS.

Al estar en Budapest, desde luego que hay que cruzar el famoso puente PUENTE DE LAS CADENAS. Ver las  cadenas de hierro, sus leones y no puede faltar la famosa foto de las torres con arco. Algo curioso ver la cantidad de candados puestos por los enamorados, como para sellar su amor.

Su construcción comenzó en 1840 y fue inaugurado en 1849.

EL CASTILLO DE BUDA.

Cruzando el puente nosotros fuimos al Castillo de Buda, en el funicular.

También conocido como el Palacio Real porque vivieron los Reyes de Hungría.

En una parte se encuentra el museo de historia de Budapest, fue allí instaurado en 1957 como museo nacional de arte. Sus colecciones abarcan todos los géneros del arte húngaro, incluidas las obras del siglo XIX y XX.

El Castillo fue muy dañado en La Segunda Guerra Mundial, lo han reparado, pero todavía tiene muchos salones vacios.

Desde sus terrazas hay una bella vista de la ciudad.

IGLESIA DE MATIAS.

Visitamos también  la Iglesia de Mathias, conocida así por el Rey Mathias que gobernó desde 1458 al 1490 y que celebro allí su boda.

Pero su  nombre es La Iglesia de Nuestra Señora, dedicada a la Virgen María.

Ha sido sede de bodas y coronaciones reales como también conciertos de órgano y música clásica.

Bueno este fue parte de nuestro recorrido, porque visitamos otras iglesias, tiendas, como nos deleitamos con su comida en diferentes restaurante.

El transporte es muy bueno y tienen uno de los mejores sistemas de metro que funciona hace más de cien años.

Me encanto Budapest, desde luego que volvería con más tiempo. Embúllense Budapest los espera.

Pueden ver el video completo del viaje en: YouTube Gloria Ofelia Cristo Budapest.

NO DEJEN DE DISFRUTAR.