NUREMBERG, ALEMANIA.

Mi pasar por Núremberg, fue muy rápido, solo dos días, pero me encantaría volver y disfrutar de lo que llaman  Mercado Navideño, debe ser precioso verlo todo alumbrado.

Vi lo que queda de sus murallas, que es bastante, su casco histórico;  esta muralla medieval de más de 5 km fue construida en 1325; fue reforzada con 120 torres; de ellas existen 60 torres todavía, la más conocida es la Torre Neutor, que es la más grande y redonda.

Sin embargo la ciudad es del año 1050, donde se cito “Norenberc”, como lugar de expedición.

 

 

En el 1062 el emperador Enrique IV, otorgo a Núremberg el derecho de mercado. Fue todo un éxito el ingenio

de sus artesanos; uno de los inventos más importantes fue, sin duda el primer reloj de bolsillo de Peter Heniein, el llamado “Huevo de Núremberg”.

 

 

 

 

 

 

El viejo Puente del Verdugo cruza el río Pegnitz en uno de los rincones más hermosos de Núremberg. Creo es donde se retratan los turistas.

Hay una casa que a mí me lucio holandesa, sin embargo fue construida en 1446, como albergue nocturno para los leprosos. Posteriormente sirvió de almacén de vino y en la actualidad es una residencia de estudiantes.

 

 

 

 

 

MONASTERIO DE CATARINA.

Cobijaba la escuela de los Maestros Cantores de Núremberg. El Maestro Cantor más conocido era Hans Sachs. Y la famosa ópera de Richard Wagner, “Los Maestros Cantores de Núremberg”.

MERCADO DEL GRANO.

Son famosos los gigantescos graneros, y la Iglesia de Lorenzo, con las torres diferentes; dice una historia que los dos arquitectos no se podían poner de acuerdo y decidieron que cada uno diseñara la suya y la edificara.

PLAZA DEL MERCADO CENTRAL.

Allí los fines de semana se llenan de “tiendas”, y cada cual vende su mercancía. En ella se encuentra, en un costado la bella Iglesia Nuestra Sra., a la entrada de la Iglesia, hay dos anillos,  La leyenda dice que si se gira el “anillo” dorado mientras se pide un deseo, este se cumplirá. El otro anillo, el negro, da buena suerte a las mujeres con niños. La plaza principal del mercado se caracteriza por la fachada de la Iglesia de Nuestra Señora, construida como capilla real e imperial. Todos los días al mediodía, el “Männleinlaufen” (reloj mecánico y glockenspiel) se pone en marcha. ¡Un acontecimiento que no puede perderse!

En esa misma plaza, me sorprendió ver una tienda de tabacos cubanos, nada, que los cubanos estamos regados por el mundo.

 

 

 

Hice un video, de todo lo que vi, sinceramente  como dije al principio, me encantaría volver en Diciembre, y recuerden:

NO DEJEN DE DISFRUTAR.