MARTI visto por sus contemporaneos. Seleccion y prologo: Antonio Calatayud»